Novedades Tecnológicas: Bacterias Que Reparan El Hormigón

Imaginen ustedes, edificios que nunca necesitaren ser reparados por fisuras o grietas, calles y avenidas que retapen sus propios “eventos” y aceras que se se recuperan después de pandeos y rupturas. ¿Mundo de la Fantasía? Casi. Una bacteria inteligente podría marcar el comienzo de todos estos fenómenos, ayudando a sellar el concreto por sus propios medios después de sufrir algunos de los deterioros reseñados.

Investigadores de la Universidad de Newcastle en el Reino Unido han creado un microbio modificado genéticamente, bautizado BacillaFilla, derivado de la bacteria Bacillus subtilis, que ha sido ajustado para bucear en las grietas de concreto, secretando una mezcla de bacterias “cola” y carbonato de calcio. Estas secreciones permiten aglutinar las grietas en el concreto, de características tales que lo hacen tan fuerte como la masa original. Debido a que las nuevas cuentas en la producción de hormigón, lo sindican como responsable del 5% de las emisiones de CO2, el descubrimiento inglés da pié para prolongar la vida útil de las estructuras existentes de este material para reducir significativamente el costo ambiental de la construcción.

El hormigón auto reparable por bacterias será especialmente útil en lugares donde los terremotos son comunes, con daños en las estructuras que históricamente han demostrado ser de reparación lenta, compleja y de alto costo. Adicionalmente, en lugar de demoler, los edificios así recuperados podrán seguir utilizándose. Cabe agregar que estas bacterias, usadas sólo para reparar grietas estructurales, nunca producirán daño fuera de ese contexto pues, de salir de la masa de hormigón, se autodestruyes, eliminando des esta forma, cualquier riesgo para el entorno.

Nota de la redacción: Agradecemos este aporte del Ingeniero chileno Gualberto Vásquez M., radicado en Canadá desde hace casi 30 años, fiel seguidor del sitio.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*