Tarifado de la Construcción

Nunca lo olvidaré, como quizás le suceda a muchos de nuestros seguidores y visitantes del sitio: ¡mi primera pega!

¿Cómo olvidarlo?

Eran años complicados, post gobierno militar. La ConstrucciOfreón -¡era que nó!- atravesaba una de sus permanentes “crisis”, por lo que encontrar pega era complejo y que el gerente de una empresa lo citara a uno para ofrecerle trabajo… un verdadero sueño.

Eran los años en que el unico mercado de la vivienda lo constituian los beneficiarios del subsidio habitacional… Todas las empresas, que habian logrado sobrevivir una y otra crisis, luchaban por ganarse dicho mercado, ofreciendo soluciones habitacionales por 400 UF. Todo un desafío. Pero volvamos al tema propuesto: el “Tarifado”.

Producto de inumeras negociaciones, muchas de ellas combinadas con paros y protestas de variada estirpe, los sindicatos de trabajadores de la construcción lograron establecer un acuerdo con los empleadores, tanto del sector publico como privado, de manera de asignar, a cada tarea o actividad de la construcción, un precio uniforme. Ello comprendia todas las artesanias implícitas en nuestro quehacer: excavaciones, carpinterias, gasfiterias, enfierraduras, pinturas, entre muchas otras, en un desglose que abarcaba todas las posbilidades de negociacion. De tal manera que, por ejemplo en el caso de las propuestas, todas las empresas que licitaban debian, en el rubro mano de obra, respetar las tarifas allí convenidas. Podían ofrecer más, pero nunca menos que lo establecido en el Tarifado. Instrumento que se actualizaba año a año, muchas veces reajustado en el IPC y otras tantas, con “un pelito” más que aquel indicador. El “Tarifado” incluia tambien a profesionales y mandos medios: arquitectos, ingenieros, constructores, jefes de obras, capataces. Asi es que cuando me contrararon por primera vez, según el tarifado, calificaba como profesional “sin experiencia”, lo cual me ubicaba en una “tarifa” que no daba mucha oportunidad de negociación. ¡Que recuerdo!

Aprovecho de comentar un par de cosas mas acerca del Tarifado: entre las categorias de trabajadores calificados, se hacia una diferencia entre maestro de primera y maestro de segunda, consistente en que el primero era capaz de interpretar planos. Esa categoría le asignaba un salario (remuneración) superior en aproximadamente 30% respecto del segundo.

El Tarifado de la Construcción desapreció en 1981, con motivo de la entrada en vigencia del nuevo Código del Trabajo. MC

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*